Abandono

Jesús Vilches

¡Malditas Fiestas! Tiene delito que lo diga alguien que nació un 24 de Diciembre… pero malditas fiestas. Está costando anclarse y vuelvo a verme obligado a marchar. Se supone que es lo que hacen en estas fechas las personas decentes, con una vida normal y esas cosas que… en fin, yo desconozco (Canas y Manchas, también). Hago maletas mientras miro atrás; un gesto que me obligué a no repetir nunca. Luz se queda. Otra vez distancia. Lo llevo mal… pero ella ni siquiera se enterará, me temo.

He encontrado una vieja lámina del Canas. Me asegura, si no le falla la memoria (no ando muy seguro de ello) que es inédita. Antigua. He quedado hechizado al contemplarla. La tengo grabada en la retina y es el motivo por el que tengo partido el corazón en este instante. Luz es apenas una niña en ella… ¿Qué edad podría tener ahí? ¿Quince, dieciseis? Yo sé qué momento es por el que pasa: La frialdad del abandono. Ella también tiene el corazón roto en ese instante y su dolor y soledad me traspasan, se me clavan hondo. Sé exáctamente qué momento de su vida es… una vida que aún no ha comenzado y que yo conozco demasiado bien. Una vida que yo tengo la enorme tarea de trazar y construir. Ella está enamorada y ni siquiera lo sabe… sólo sabe que alguien que necesita se halla lejos. La expresión de dolor es infinita y su frío me deshace. Yo de algún modo escribiré las páginas en la que es abandonada. Yo trazaré las líneas con las frases de su angustia, yo colocaré palabras en sus dudas. Yo sabré los porqué y no se los diré. Dejaré que sufra y lloraré en secreto con ella.

Ella está enamorada y no lo sabe. Ni siquiera puede permitirse saberlo. Ojalá se lo pudiese decir. Ojalá pudiese asomarme por una ventana, arroparla por las noches, vigilar sus sueños inquietos… Ojalá pudiese pedirle perdón también. Su fragilidad me parte el alma. Admiro su fuerza. Envidio a quien ella añora. Ojalá fuese yo el objeto de sus llantos. Ojalá fuese por mí por quien suspira… yo solo soy de nuevo el fantasma. No tengo lugar en ella. No me conoce. No hay suspiros que se sepan mi nombre… y sin embargo, todos los mios conocen el suyo.

Será un viaje corto. Regresaré antes de haberme marchado y volveré para seguir mirando su soledad. Seguiré dándole motivos para odiarme si supiera que yo voy a montar piedra a piedra cada uno de sus silencios. Regresaré para seguir siendo nadie. Volveré pronto para no volver. Pero en estos días en los que sé que no es posible que ella piense en mi, yo la echaré de menos por los dos…

El sombrerero loco se pierde entre las grietas de su propio espejo. ¡Qué duro es a veces no existir!

Adios, pequeña Luz. Echarte de menos será mi regalo de cumpleaños… curioso regalo.

Categorías: Blog

Historia del personaje Malefic

Luis Royo

MALEFIC CHARACTER HISTORY

1992 is the date of the draw of the first sketches on this character.

In 1993 first appeared in a book illustration and was entitled MALEFIC. The character is represented in only four illustrations, but its atmosphere pervades some of the content of the book. The book’s cover (the picture above), is dedicated to Malefic Luz wielding the sword, with his tears of blood.

Malefic in 1995 appeared only once inside the book SECRETS.

In 1996, along with a very young Romulo Royo, is preparing a project booklet about the features and world of the character, not publishable, but as a guide line for the future.

In 1997, in the book III MILLENNIUM, instead of being shown the character, is part of her world reflected in its images. Winged characters, New York deteriorated, etc.

In 2000, in the book Evolution, a chapter at the end of the book devoted entirely to Malefic, with pictures and short stories.

In 2008, the third little book of drawings WILD SKETCHES, its whole latter part consist in drawings of Luz.

In 2009, it’s re-published a remastered and renewed MALEFIC book, and again we see its character Luz.

In 2009 with DEAD MOON DEAD MOON EPILOGUE and closes a previous history of the universe Malefic Time.

Since late 2009, along with Norma, it’s planned a broad creative collaborations with different creatives to address and complete the work of Malefic. The entire project is MALEFIC TIME.

Luis Royo

HISTORIA DEL PRESONAJE MALEFIC

1992 Es la fecha en que se dibujan los primeros bocetos de este personaje.

En 1993 apareció por primera vez en un libro de ilustración que ya llevaba el título de MALEFIC. El personaje únicamente está representado en cuatro ilustraciones, pero su atmósfera impregna parte del contenido del libro. La portada del libro (que es la imagen de arriba), está dedicada a Luz empuñando la espada Malefic, con su lágrima de sangre.

En 1995 Malefic apareció solamente una vez en interior del libro SECRETS.

En 1996, junto con un Romulo Royo muy joven, se prepara un librito cuaderno de caracteristicas y mundo del personaje, no publicable, sino como guía trazo para el futuro.

En 1997 en libro III MILLENNIUM, en vez de aparecer el personaje, es parte de su mundo el reflejado en sus imágenes. Personajes alados, New York deteriorada, etc.

En el año 2000, en el libro EVOLUTION, hay un capítulo al final del libro, dedicado por completo a Malefic, con imágenes y pequeños relatos.

En 2008, en el tercer pequeño librito de dibujos WILD SKETCHES, toda su última parte son dibujos de Luz.

En 2009, vuelve a publicarse remasterizado y renovado el libro MALEFIC, y de nuevo vemos a su personaje Luz.

En 2009 con DEAD MOON y DEAD MOON EPILOGUE se cierra una historia previa al universo Malefic Time.

Desde finales del 2009, junto con Norma, se planifica una amplia colaboración con diferentes creativos de otras disciplinas para abordar ya por completo el trabajo Malefic. Todo el conjunto de este proyecto es MALEFIC TIME.

Categorías: Blog

Mirada de sangre

Luis Royo

Quiero contaros un pequeño suceso de Luz. De cuando tenía cuatro años y vivía en París  (la romántica París tan poco romántica del 2023), tutelada por Nergal, que también podemos conocer con otros nombres (ya hablaremos de esto mas adelante). Baal la llevó allí para su formación hasta su viaje a New York.

Aún con cuatro años, Luz se las ingeniaba para hacer escapadas de las salas dónde podía moverse dentro de aquella orden oscura. En una de esas escapadas, cayó de uno de los ventanales del tercer piso, pero no rompió ni un hueso, solo pequeños arañazos y alguna magulladura. Se fue abajo por estar pendiente de un gato que merodeaba por la repisa. Sus pupilas grisáceas hacían de espejo y reflejaban los movimientos armonioso del gato acercándose, no se contuvo y fue a cogerlo.

Cayeron los dos al suelo embarrado del jardín. El gato salió corriendo asustado por la mordaza de los brazos de la niña y en su huida un viejo automóvil lo arrolló. El automóvil paró su motor forzadamente sin saber su dueño cómo. Quedó moribundo, con su parte trasera del cuerpo destrozado. Luz conforme se acercaba, cogió una pequeña madera astillada del suelo, miró al gato a los ojos, niña y gato con los mismos ojos grisáceos. Por los de la niña brotaron dos lagrimas de sangre, (fue la primera vez que Luz lloró sangre). Y clavó fuertemente la astilla por dos veces en el cuello del gato librándole de la agonía, se giró con sus ojos ensangrentados hacia el conductor que miraba el motor sin entender el parón del vehiculo por un simple atropello de un gato y se fue hacia él, clavándole la madera astillada por completo en el muslo. La niña se fue con el gato muerto en sus brazos, dejando al conductor en el suelo retorciéndose de dolor.

Los miembros de la secta no encontraron a Luz hasta tres días después, estaba escondida dentro de unas viejas tuberías sin uso. La encontraron siguiendo el hedor que provenía del gato muerto y que tenía aún entre sus brazos.

Este suceso no lo contó el americano, pero lo conozco.

Categorías: Blog

FELICITACION NAVIDAD

- Romulo Royo

Aquí tenéis una felicitación para la navidad por si la queréis usar y felicitar a vuestros amigos. En la parte inferior de la tarjeta, debajo del Y… hay una linea, es para que podáis participar en la locura escribiendo vuestro nombre.

bajo esta noche fría os deseo amigos un feliz Apocalypse.

Categorías: Blog

Soum

- Luis Royo

Os presento a Soum, la amiga de Luz (no le llamaría amiga, pero dejémoslo así), con sus ojos rasgados, con la luna como señal y foco de vida (la luna, ya sabéis, oriente, ahí hay muchas historias aún que contar de la lejana Luna Muerta), con sus varias katanas de hojas extraordinariamente templadas, toda una dedicación en la secta de las 13 Lunas que hay en Tokio, (no se si la conocéis, no es fácil que un varón haya pasado aunque sea unas breves horas en ese lugar, Pío Baroja y Yukio Mishima también conocieron esta secta y sus conexiones con los rituales de las cuevas de Zugarramurdi en Navarra, un día os contaré sobre esta orden femenina tan misteriosa), con su larga coleta negra, con…

Por otro lado estoy realmente cansado, ¿qué puedo contar de Soun en una noche como esta?. En algunos momentos uno recibiría de buen grado la figura femenina deseable y angustiosa de la muerte con su guadaña, no es nuevo, tantas veces la he deseado conocer. Tengo una defensa pueril ante esto que igual está bien comentarla por si alguno estáis en mi momento, pienso en todo el año siguiente que me espera y me digo: al menos uno de esos 365 será un día mágico, aunque sea solo uno, habrá merecido la pena esperarlo porque será un sueño palpable. Será un sueño de luz. Luz. Un día también tengo que hablar mas de Luz. ¿Sabéis que Luz en vez de hablar, algunas veces solo gruñe? mejor dicho emite un sonido parecido al de las lechuzas. ¿Sabéis que hay lechuzas en la guarida de Luz? En el mismo New York… que ciudades mas extrañas nos esperan.

Cuando he hablado de noches como ésta, mi medico dice: ¿Y que piensas de eso?, ¿por qué crees tú que lo ves así?, cuéntame mas sobre el tema, intenta desarrollármelo. Y le miro, pobre… Estas noches uno se pasea por el cerebro y ¡cuantos pasillos!, pero si no terminan nunca… y todos llenos de puertas, ¡cuantas puertas! Imposible en una corta vida el abrir la milésima parte de todas esas puertas, y además algunas de las que abres dan miedo de verdad, que cosas llevamos a cuestas sin darnos casi cuenta, ¿de donde coño han salido tantas miradas monstruosas y cómo se han alojado aquí dentro?. Le miro y me pregunto ¿este pobre tendrá tiempo para pasear por sus pasillos? ¿tendrá tiempo para abrir sus propias puertas?. El americano estaba en una de esas habitaciones hace años, aunque quizás mejor no haberlo conocido, es un egoísta ahí donde lo veis, siempre con su puto mundo de 2038, es lo único que le importa. Estos días, el Manchas se que ha paseado también por alguno de sus pasillos, por uno enriquecedor, porque su mirada chispea frente a su obra, y estoy convencido que el sombreros también ha abierto alguna puerta que ha cargado sus energías. Cuanto hecho de menos esos pasillos y esas puertas dulces que cada vez encuentro con mas dificultad.

Cosas químicas que faltan en nuestro organismo dice el de la bata blanca. Se puede conseguir químicamente la calma, que uno esté mas en armonía con el entorno, se puede conseguir la serenidad… jaja, y eso lo dice cómodamente sentado en un sillón,  ¿ha mirado  por la ventana el mundo de ahí fuera? No quiero esa armonía, no quiero esa serenidad, ¡pero si he venido aquí para marcharme!. Yo quiero seguir abriendo puertas, aunque algunas me acojonen, aunque algunas me doblen y me postren en el suelo. Le miro y no le cuento lo que hay en esas habitaciones que abro, las bestias que encuentro, que abra las suyas si quiere, y si no, que se quede con el  culo bien sentado sobre su armonía y su serenidad, que se quede con su química.

La única serenidad que si que envidio es, esa del que de joven se sienta en una piedra y mira el horizonte, pasan los años y sigue sentado sobre la misma piedra, le crece la barba, envejece y mira el horizonte desde la misma piedra, nunca ha vuelto la cara y su mirada sigue fija en el horizonte, lo envidio . Cuánto tiempo habrá tenido él para pasear por esos pasillos infinitos. Cuantas puertas abra podido abrir.

Decía que Soum tiene los ojos rasgados, es ágil y despierta como una ardilla… bueno, dejemos que Soum venga otra noche con nosotros.

Categorías: Blog

A través del Espejo

Jesús Vilches

De regreso…

La gran puerta metálica del estudio se queja desganada al abrirse. Se atisba el largo y oscuro pasillo cuajado de fantasmas. Nos miramos; hay una suave reminiscencia de sonrisa en nuestros labios. Los pasos resuenan en ecos al caminar y las luces parpadean mientras las hacemos despertar una a una. El enorme estudio se ilumina entre bostezos del fulgor fluorescente de los neones. En los lienzos, nuestros ángeles y demonios se desperezan lentamente. Los cuerpos cansados se despojan de los abrigos y el aliento ártico de un Madrid insomne se cuela por la puerta que da acceso a la terraza del ático. El primer cigarrillo sabe a gloria.

Miro al Sur en mi ritual diario y sonrío mientras dejo que Canas y Manchas sigan despidiéndose de la Luna del Alba. Algo mágico ha ocurrido. Nuestras miradas lo saben. Nuestros ojos lo reflejan, en nuestras pupilas ha quedado grabado.

Han sido unos días de vértigo alejados de nuestra rutina habitual. Agotadores, de agenda repleta, pendientes de llamadas, conversaciones, actos y protocolos; precios necesarios a pagar en este extraño oficio nuestro de fabricar demonios. Sin embargo, también ha sido la primera vez que hemos podido tener conciencia, en carne, sobre piel, de la repercusión de lo que hacemos. Lo hacemos porque lo hacemos, porque no podemos no hacerlo. Es la mejor terapia para nuestra locura… pero muchos siguen lo que hacemos, esperan lo que hacemos, animan a continuar, reavivan las ascuas de esta hoguera, habitualmente llena de vanidades, y que en nuestro caso sólo alimenta el fuego purificador.

Nos miramos de nuevo. Apenas hay palabras. Siguen persistiendo las sonrisas… Hay una calma serena que palpita en caricias a nuestro alrededor. Es como un vestido nupcial en un armario abierto al público. Es como el eco de una fragancia de mujer que se clava en el cerebro. Canas sabe ahora, con certeza absoluta mientras enciende el segundo cigarrillo, que el mundo espera su Apocalipsis pintado de Luz. Aún nos preguntamos si están preparados para este final que se avecina, pero no hay duda que desean que nosotros lo contemos. Manchas es consciente mientras el cansancio acumulado le hace frotarse los ojos, que su receta de textura y víscera es el ingrediente secreto que marca la diferencia. Que hay insomnes como nosotros enganchados (como nosotros) a este laboratorio gastronómico de sueños y pesadillas donde ángeles que no son ángeles y demonios que fueron ángeles juegan una partida empezada hace eones de tiempo. Y este Sombrerero Loco ha visto a Alicia cruzar el espejo. Quizá quiera quedarse… quizá Canas siempre tuvo razón y yo estoy aquí (y no otro) porque ella siempre quiso que estuviera.  Porque no puedo escapar de mi destino y mi destino es escribirla, palpitarla, soñarla y no soñarla; que me sueñe y no solo me sueñe. Mis dudas razonables se disipan en un parpadeo. Formo parte de este milagro porque no puedo no hacerlo. He sido elegido. Mi número ha sido dicho.

Robados los nombres, devueltos a la vida los lienzos dormidos hace años, abierta la caja de una Pandora de cabellos rojos y sexo impaciente escuchamos el pesado golpe de la puerta que nos encierra de nuevo en nuestra fábrica de monstruos. Luz nos guiña un ojo desde el último esbozo inacabado. Una legión de pigmentos y pinceles se cuadra a nuestro paso. Las palabras aún no dichas nos besan en los labios con besos venenosos.

Cada uno se sitúa en su puesto: Ya hay fechas, destinos (Barcelona, Angulem, Lucca, México, San Diego…), ya hay Espadas de Damokles sobre nuestras cabezas. La rueda, desde hoy, es imparable, impaciente, inexorable.

Tomamos las armas. Una última mirada de fiereza.

Hemos vuelto
¡Despertad!

Categorías: Blog

Despojados de velo

- Jesús Vilches

Ha llegado la hora de saber los nombres. Quién se esconde detrás de estas letras y estas fotografías. Los descreídos aún piensan que las inventamos, que a pesar de todos los esfuerzos por demostrar que somos, que existimos sigue habiendo un truco de prestidigitador. No lo hay, aunque no todo sea real, no todo es mentira. Nos sentimos cómodos en este teatro absurdo en el que todo cobra verdades a medias y mentiras a medias. Es nuestra forma de poder asumir nuestro papel en todo este asunto. Sin embargo, nos sacan a la calle. Van a desvelarnos, lo queramos o no. Llega la hora de dejar de esconderse y asumir con todos los riesgos quién es cada cual.

El viejo Canas es quien ha puesto toda la rueda en marcha. Lleva más de 30 años ilustrando sus esquizofrenias. Luz puede que sea la mayor de ellas. Todo lo que ha hecho en ese tiempo no es ni la sombra de lo que tiene que suceder a partir de este momento. Su nombre, espero que pocos lo dudaran, es Luis Royo

El obsesivo Manchas se llama Rómulo Royo. Desde que ambos decidieran poner trazo y color a los sueños y pesadillas, Rómulo aporta la suciedad, el trazo desgarrado, las tripas. El Apocalipsis que se avecina va a necesitar de su perfecta imperfección.

El bipolar que os habla, que llamáis el Sombreros, no es más que un desconocido que conocen por Vilches. En mí confían para trazar con palabras el universo de imágenes que ronda la cabeza de estos dos perturbados. La explicación de porqué mi nombre se añade a esta lista la tiene la propia Luz. Canas asegura que me ha estado esperando todo este tiempo y no soy nadie para cuestionar este hecho.

Tres pequeños locos dentro de una chistera. Una alianza que tiene pretensiones de ser duradera. Sólo el tiempo dirá si ha valido la pena. Por nuestra parte, seguiremos en este ático dando forma a nuestros monstruos (porque ya no pertenecen a ninguno de nosotros en concreto) para luego lanzarlos al mundo tal y como ellos desean. Soltamos la bola de nieve que debe ir creciendo.

El Americano debe sonreir en este momento. Al final sus planes van a cumplirse tal y como él pretendía.

Categorías: Blog
Luis Royo & Romulo Royo Copyright ©2011 Home.